El peregrinaje por el camino de Lebaniego

camino-de-lebaniego

Si eres de los que en verano prefieren el campo antes que el mar, de los que prefieren pasear por un sendero, sentarse a la sombra de un árbol o embriagarse del olor a tierra húmeda en una mañana al alba en vez de tumbarse en la arena de la playa al sol, tu destino ideal para este verano es hacer el Camino Lebaniego.

Éste camino es una ruta de peregrinación como puede ser el ya tan mítico camino de Santiago de setenta y dos kilómetros, es una peregrinación perfecta para andar tranquilos disfrutando de sus paisajes e historia, de su vegetación, de sus bosques de cuento, de su aroma a paz y tranquilidad que nos llevará por un sinfín de sensaciones hasta culminar en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde se encuentra custodiado el “lignum crucis” ( Santa Cruz de Jesucristo), el de mayor tamaño de todos los de la cristiandad. Este monasterio se encuentra en Cantabria, próximo a los Picos de Europa. Para ser exactos en la en la tierra cántabra de la Liébana.

A los caminantes que completen este camino se les otorgará una credencial y un documento acreditativo de la peregrinación, llamado la Lebaniega.

Sus etapas oficiales serían tres:

  • La primera etapa comenzaría en San Vicente de la Barquera (sí, conocidísimo este pueblo ya por todos por ser el pueblo natal del cantante David Bustamante) hasta Cades donde encontrarás un albergue municipal, o para los que prefiráis también tenéis una casa rural ( Casona del Nansa), donde podréis dormir plácidamente. También podréis encontrar un bar y un restaurante.
  • La segunda etapa llevaría desde Cades hasta Cabañes, las malas lenguas dicen que esta es de las tres la etapa más dura de todas. Con mayores pendientes y desniveles pero a la misma vez la más bonita también.
  • La tercera y última etapa iría de Cabañes hasta Santo Toribio, una ruta sencilla en la que tendrás que tomar uno de sus dos desvíos señalizados para llegar a tu destino. Como decimos, es una ruta sencilla pero que como todo en esta vida si uno no se está acostumbrado a andar por el campo puede parecerle que no llegue nunca a su destino.

Añadir que todos los desvíos están muy bien marcados con marcas visibles. Que nos encontraremos con bastantes albergues por todo el camino y también algunas casas rurales.

Así que si ya has decidido a empezar el peregrinaje, ya sea con Santiago Ways o por tu cuenta, aquí van varios consejos que te podrían ir bien.

  • Si no estás acostumbrado a caminar te recomendamos que empieces con anterioridad para ir aumentando tu fondo y capacidad de resistencia.
  • Haz estiramientos antes de comenzar a andar (para evitar tirones).
  • Comprueba el calzado que vas a llevar te resulte cómodo, la mochila, la ropa… ¡¡ NO ESTRENES NUNCA EL CALZADO ANTES DE SALIR DE RUTA!!
  • Lo más recomendable son las zapatillas de trekking.
  • Elige de antemano que ruta vas a seguir, infórmate de los servicios que ofrecen por el camino como por ejemplo albergues, cajeros automáticos, fuentes de agua, tiendas, supermercados, centros sanitarios.
  • Acuérdate de coger una funda contra el agua para tu mochila y no te olvides de que se ajuste a tu estatura y peso
  • Siempre es útil prevenir posibles problemas médicos para el camino y pedir a nuestro medico de cabecera que nos haga las recetas que nos puedan ser necesarias.