La ruta de Jack Kerouac por Nueva York y San Francisco

ruta-jack-kerouac-new-york

Jack Kerouac es una de las principales figuras del movimiento beat nacido en Estados Unidos en la década de los 50. Esta generación de escritores se inspira en el romanticismo, en el surrealismo y en el modernismo además de en escritores americanos como Edgar Allan Poe o Walt Whitman.

Se dice que la generación beat fue la precursora del consiguiente movimiento hippie por su libertad sexual, su lucha contra el control político, su pasión por la espiritualidad y su pacifismo. Entre todos sus miembros, es Jack Kerouac uno de los más representativos gracias a su On The Road, un libro considerado como la biblia beat.

On The Road narra un viaje (en parte autobiográfico) hecho por Kerouac y sus colegas por Estados Unidos y México entre 1947 y 1950. La novela mitificó lugares como la Ruta 66, y es un pilar de la vida bohemia con el jazz como banda sonora.

Con Iberojet puedes viajar a Estados Unidos y conocer varias de las ciudades que Kerouac recuerda en su libro. Allí son varios los locales recomendados para rememorar a esta generación idealista y romántica. En nuestros folletos encuentras interesantes ofertas para viajar a Nueva York y a San Francisco.

Un Nueva York lleno de jazz

La primera parada del viaje en el libro es Nueva York, es allí donde Sal Paradise (el propio Kerouac) conoce a su gran amigo Carlo Marx (el también escritor Allen Ginsberg). La Gran Manzana aún guarda varios lugares mencionados por el escritor: desde el Lenox Lounge de Harlem, donde tocó Billie Holyday; al Barbes de Brooklyn, que ofrece cócteles y bourbon para aderezar actuaciones musicales varias.

Quizás el local más importante es la conocida meca del jazz, el Village Vanguard por el que han pasado todas las grandes estrellas del género. Pero también en la historia de los beats es muy importante laWhite Horse Tavern, conocido por ser el sitio en el que el escritor escocés Dylan Thomas bebió los “18 whiskys” que supusieron el fin de su vida.

San Francisco, ciudad de artistas

Tras viajar de Nueva York a Chicago, los protagonistas de la historia viajan por la Ruta 66 hasta llegar a San Francisco. Allí, nos pintan una ciudad llena de poetas y artistas, rebeldes y románticos.

Allí, los beats sobre todo se asentaron alrededor de North Beach, el barrio italiano al norte de Chinatown. Esta zona se puede ver perfectamente desde la Torre Coit, un gran edificio de arquitectura art decódesde el que se tiene una panorámica única de la ciudad.

También en San Francisco encuentras el Museo Beat, en el que puedes ver películas sobre los principales escritores, artistas y músicos de la época. Además puedes ver manuscritos y efectos personales de muchos de sus miembros.

El propio Kerouac tiene una calle allí, un pequeño callejón reformado en 2007. Lo que era un callejón lleno de basura, terminó siendo un homenaje a los beats a propuesta de Lawrence Ferlinghetti, el dueño de la importante librería y editorial City Lights, de obligada visita y responsable de la publicación de libros de Kerouac, Ginsberg, Corso, Burroughs y más.

Si buscas darte una juerga “a la beat“, tienes el Vesuvio, un bar en el que Kerouac y Henry Miller vivieron más de una aventura nocturna. En cambio, si buscas la reflexión lo mejor es ir al Monte Tamalpals, que tiene unas vistas increíbles hacia el Océano Pacífico y de la ciudad.